Publicidad

Continuando con su objetivo de mejorar las condiciones de vida de las comunidades más vulnerables, la gestora social del municipio, Duffay Ortiz, entregó paquetes escolares a los menores durante el fin de semana.

Esta vez los beneficiados fueron 40 niños de la comunidad indígena Inga asentados en Villavicencio, quienes recibieron maletas que fueron gestionadas Dufay Ortiz a través del banco BBVA. Estas contienen cuadernos, colores, cartulinas, diccionario y demás útiles que les ayudarán a realizar mejor sus trabajos escolares.

El gobernador de la comunidad, Bolívar Tandioy Jacanamijoy dijo que «esto les servirá a los niños para que desarrollen actividades de su colegio y es una ayuda para los padres de familia que no tienen recursos para comprarlos».

Los cerca de 180 integrantes de esta comunidad indígena, pertenecientes a 45 familias, llegaron desde Santiago (Alto Putumayo) a Villavicencio, desplazados por la colonización y la pérdida de territorio y están asentados en diferentes barrios de la ciudad como Pozo 20, Malvinas, El Topacio, Popular y Villa Julia. Sus ingresos económicos dependen de la venta de productos de medicina botánica y medicina tradicional indígena y los niños reciben clases en las instituciones educativas de los barrios Villa Julia, Santa Inés y Popular.

Publicidad