Publicidad

Más de $4.000 millones se invertirán en un tramo de la capital casanareña que históricamente ha sufrido de inundaciones, y que ponen en jaque la movilidad y el bienestar de la comunidad.

Con el compromiso de afectar de manera positiva a los más de 170 mil yopaleños que sufren en temporada invernal por las inundaciones de la carrera 23, la Gobernación de Casanare empezó las obras de construcción para la optimización del alcantarillado pluvial en esta arteria de la ciudad.

Se trata de la reposición y optimización de la red de alcantarillado pluvial de la carrera 23, entre calle 27 y calle 40 de la capital casanareña.

«Esta es una obra estipulada para tres meses, con una inversión superior a los $4.000 millones, que dará fin a la problemática de inundación que viven las familias yopaleñas», indicó Héctor Miguel González, secretario de Obras Públicas del Departamento.

Con esta obra se dará solución a las problemáticas generadas por aguas lluvias en el sector de la carrera 23 y toda la zona del Terminal  de Transporte de Yopal.

Durante el desarrollo de los trabajos se generará afectaciones en la calzada derecha de la carrera 23, sobre la cual se harán las obras civiles.

 

Publicidad