Publicidad

El resguardo está ubicado en los límites de Meta y Vichada, siendo habitado por etnias Jiw y Piapoco que integran 17 familias con 87 personas, entre niños y adultos.

“El decreto Ley 4633 de 2011 establece las medidas destinadas a la protección, atención, reparación integral y restitución de los derechos territoriales de las comunidades indígenas, lineamientos orientados bajo premisas de identidad cultural, autonomía, así como a la pervivencia física y cultural de estos pueblos, tarea que debe asumir el Estado colombiano frente a la vulneración de sus derechos a causa de la guerra”, afirmó el director territorial para Meta y Llanos orientales (e) Miguel Avendaño Hernández.

“Por tal motivo, desde la entidad se busca que la atención humanitaria inmediata sea adecuada a las características culturales de cada pueblo indígena, entregándoles kits de alimentos y un kit de aseo por núcleo familiar, elementos que mitigan las consecuencias del conflicto armado, fenómeno que afectó sus formas de vida tradicionales”, concluyó Avendaño.

Twitter:@notillano Web:notillano.com

Publicidad