Publicidad

Las autoridades en la ciudad pusieron precio por cabeza de cada “Jíbaro” y expendedores de sustancias alucinógenas, en desarrollo de un Comité de Orden Público realizado en la víspera.

El Alcalde, Juan Felipe Harman Ortiz, anunció pagar un millón quinientos  mil pesos como recompensa por información que permita la individualización, captura y judicialización.

Cada día el “maldito vicio” consume a los jóvenes en parques y otros sitios y hasta se producen asesinatos por disputa, dijo el mandatario.

La reacción de las autoridades se produce luego de las elevadas cifras de hechos sicarial en los que las víctimas y victimarios son adolescentes.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (Santos)

Fuente

Publicidad