Publicidad

¿El COVID-19 se propaga a través de pequeñas partículas de aerosol en el aire? ¿O es la principal vía de transmisión las gotas que liberan las personas cuando hablan o respiran?

La respuesta puede afectar las precauciones que las personas deben tomar para protegerse del virus.

Un grupo de 239 científicos dice que la transmisión aérea es un factor importante. Según The New York Times, instan a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a reconocer el problema y hacer que sus recomendaciones sobre el control de infecciones sean más estrictas. 

Exponen que la OMS va a la zaga de la ciencia. Pero la cuestión no está completamente clara, y otros expertos defienden la respuesta de la agencia.

Esta no es la primera vez que el organismo de salud global ha sido criticado durante la pandemia de COVID-19.

A fines del mes pasado, cambió la línea de tiempo de los primeros días de la pandemia para aclarar que supo por primera vez sobre el nuevo coronavirus por los informes de noticias de China, no del gobierno chino.

«Esto podría tomarse como una crítica (no muy velada) de la falta de transparencia / cooperación de China con la OMS en estos primeros días de la epidemia», escribió la profesora asistente de investigación de salud global de la Universidad de Georgetown, Claire Standley, en un correo electrónico a la Voz de América. «Yes un cambio de opinión del apoyo incondicional y firme de la OMS a la respuesta china», afirma.

Los críticos republicanos, incluido el presidente Donald Trump, han dicho que la OMS está demasiado cerca de Beijing. Dicen que el gobierno chino no ha proporcionado información en violación de las regulaciones de la OMS. La administración Trump aseveró que suspendería los fondos para la organización.

Trump: «Hoy pondremos fin a nuestra relación con la OMS»

El presidente estadounidense escaló aún más la tensión con el gigante asiático al calificar como un crimen el «encubrimiento» del brote del nuevo coronavirus. Sin embargo, fue la OMS quien pagó el precio de este enfrentamiento

En junio, la líder técnica de COVID-19 de la OMS, Maria Van Kerkhove, fue acusada de enturbiar las aguas cuando afirmó que la transmisión asintomática era «muy rara».

La investigación muestra que los pacientes propagan el virus antes de mostrar síntomas. Una diferencia sutil en la terminología: la diferencia entre las personas «asintomáticas» que nunca muestran síntomas y las personas «presintomáticas» que no muestran síntomas pero finalmente lo hacen, parece haber contribuido a la confusión.

Pero algunos críticos aseguran que la OMS está poniendo el listón demasiado alto para la evidencia, y afirman que eso también se está aplicando a la discusión sobre la transmisión aérea.

«Mi opinión es que la evidencia es realmente bastante buena», dijo Ashish Jha, director del Instituto de Salud Global de Harvard. «Pero por alguna razón, no parece alcanzar su umbral de certeza».

Pacientes han contraído COVID-19 por contagio entre cantantes en una práctica de coro y de una persona infectada en un restaurante con aire acondicionado, ejemplos que, según los expertos, apuntan a la transmisión aérea.

Jha aseveró que la OMS puede estar pensando en cuáles serían las implicaciones en los países de bajos y medianos ingresos, donde un control de infecciones más estricto podría ser costoso. Sin embargo, «no está pensando en el costo de equivocarse», agregó Jha.

«Si esos lugares no tienen buena ventilación, si las personas no están usando el tipo correcto de máscaras, entonces me preocupa se pueda observar infecciones entre médicos y enfermeras, y que veamos una propagación en todo el hospital», dijo.

Los expertos en salud todavía están debatiendo enérgicamente el papel de la transmisión de aerosoles, y no todos están de acuerdo en que intensificar las recomendaciones es una buena idea.

«Creo que es una pregunta completamente poco realista, y no creo que la epidemiología lo respalde», apuntó en una entrevista Jennifer Nuzzo, epidemióloga del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins.

Algunos estudios han encontrado material genético de coronavirus persistente en muestras de aire en hospitales, pero no han encontrado virus infecciosos viables. Un estudio reciente concluye que las gotas respiratorias, no los aerosoles, probablemente fueron las responsables de propagar el virus de un paciente infectado a varios trabajadores de la salud en un hospital de EE.UU. 

OMS: EE.UU debería evaluar sus acciones para enfrentar repunte de contagios

La directora de inmunización de la Organización Mundial de la Salud, Katherine O’Brien, considera que EE.UU. debe evaluar sus actuaciones para poder entender y enfrentar el repunte en los casos de coronavirus tras el inicio de la reapertura economica del país.

Para la mayoría de las personas, explicó Nuzzo, el debate no hace mucha diferencia.

«Ya sabemos que sentarse y tener un contacto prolongado en ambientes interiores donde hay mala calidad del aire, donde las personas se dedican a hablar durante largos períodos de tiempo, es un ambiente riesgoso», dijo. «¿Eso significa que necesitas usar una máscara N95 en ese ambiente? No creo que tengamos ninguna evidencia que sugiera que sea necesario».

Las N95 son la máscara médica de más alto grado que bloquea la mayoría de las partículas de virus. Las máscaras de tela son menos efectivas, pero se recomiendan cada vez más como la mejor manera en que la mayoría de las personas pueden ayudar a retrasar la propagación del virus.

La OMS «a menudo se encuentra atrapada entre una roca y un lugar difícil: avanza demasiado agresivamente con recomendaciones basadas en evidencia preliminar, y enfrenta críticas por no estar suficientemente basada en la ciencia y la evidencia», afirmó Standley de Georgetown.

Pero si «espera un conjunto concluyente de datos científicos, se le acusa de ser demasiado adverso al riesgo y ofuscar cuando se necesita una acción decisiva», agregó.

Publicidad