Publicidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el martes que está en pláticas con Rusia sobre la recientemente aprobada vacuna para el COVID-19.

Rusia se convirtió el martes en el primer país en aprobar una vacuna para usar en decenas de miles de sus ciudadanos. En una comparecencia en televisión, el presidente Vladimir Putin aseguró que la vacuna ha demostrado ser eficiente y haber pasado “todas las pruebas necesarias”.

Dijo que su propia hija ha recibido la vacuna y después de dos dosis tenía una temperatura normal y “un alto número de anticuerpos”.

El anuncio se produjo en medio de un escepticismo mundial porque la vacuna recibió la autorización después de menos de dos meses de pruebas en humanos en Rusia, con un número bajo de personas en las pruebas.

«Estamos en contacto cercano con autoridades de salud de Rusia y las discusiones continúan sobre la posible precalificación de la OMS de esa vacuna, pero de nuevo la precalificación de cualquier vacuna incluye la rigurosa revisión y valoración de toda la información requerida de seguridad y eficiencia”, dijo el portavoz de la OMS, Tarik Jasaverik, en Ginebra

Jasarevik dijo que se siente alentado por la velocidad con la que posibles vacunas están siendo desarrolladas alrededor del mundo. Agregó que la principal preocupación de la OMS es la distribución equitativa de cualquier vacuna desarrollada.

Publicidad