Publicidad

GINEBRA, SUIZA – El cierre de escuelas debido a la crisis del COVID-19 ha alterado la educación o empleo de 70 por ciento de jóvenes entre 18 y 29 años, y ha resultado en graves pérdidas de empleos e incremento de la pobreza, reportó la Organización Mundial del Trabajo (OMT).

Una encuesta de 12.000 jóvenes en 112 países en abril y mayo describe el devastador y desproporcionado impacto que la pandemia está teniendo en su educación, entrenamiento y perspectivas de empleos.

La OMT encontró que los jóvenes en los países de bajos ingresos, que no pueden fácilmente tener acceso a educación en línea, han sido particularmente afectados. Mientras el 65 por ciento de jóvenes en países ricos son educados via lecciones por vídeo, el estudio de la OMT encontró que sólo el 18 por ciento de los jóvenes en países pobres pueden estudiar en línea.

El director del Departamento de Políticas de Trabajo de la OMT, Sangheon Lee, dijo que disparidades similares existen en el escenario laboral, donde uno de cada seis jóvenes en países pobres ha tenido que dejar de trabajar desde el inicio de la pandemia.

«Esto no trata solo sobre la pérdida de trabajos», dijo Lee. “Aún para aquellos que se mantienen empleados desde el inicio de la pandemia, las horas de trabajo se han reducido en una cuarta parte y dos de cada cinco jóvenes reportaron una reducción de sus ingresos”.

El reporte encontró que el impacto de las medidas de confinamiento por el COVID-19, las pérdidas de empleo y temores sobre el futuro, están afectando el bienestar mental de los jóvenes, con el 50 por ciento reportando un aumento de la ansiedad o la depresión.

Una enorme parte de las personas en Africa trabajan en el sector informal. Durante los pasados meses de crisis, los africanos, que pudieran haber perdido sus empleos en el mercado laboral organizado, podrían usualmente dependen del sector informal como un recurso de última instancia para cubrir sus necesidades, dijo Lee.

«Pero ahora esta opción no está fácilmente disponible porque todos los empleadores, informal, comercial, ventas o lo que fuere, han sido impactados por el confinamiento o medidas restrictivas, por lo que no pueden usar al sector informal como una base de su estrategia de supervivencia”, dijo Lee a la VOA.

El reporte advierte que los jóvenes de esta “Generación del Confinamiento” tienen posibilidades de sufrir problemas prolongados por el impacto de la pandemia. La OMT está pidiendo políticas urgentes, a gran escala y dirigidas para proteger a una generación entera cuyas perspectivas de empleo están en riesgo de ser permanentemente marcadas por la crisis.

Publicidad