Publicidad

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, abogó este miércoles por una cobertura universal de salud tras los estragos causados por la pandemia de COVID-19 a los sistemas sanitarios en todo el mundo.

En un informe de política transmitido por video, Guterres recordó que la pandemia ha cobrado la vida de más de un millón de personas e infectado a más de 30 millones en 190 países, mientras las infecciones siguen aumentando y existe el peligro de nuevas oleadas.

“La pandemia ha dejado en evidencia sistemas de salud totalmente inadecuados, enormes brechas en materia de protección social y grandes desigualdades estructurales entre los países y dentro de ellos”, dijo Guterres.

Agregó que no estábamos preparados para una pandemia como la del nuevo coronavirus y todos debemos extraer arduas enseñanzas de esta crisis, como la necesidad de invertir lo suficiente en salud.

“La COVID-19 ha demostrado que la cobertura sanitaria universal, unos sistemas de salud pública robustos y la preparación para emergencias son fundamentales para las comunidades, las economías y todas las personas”.

El informe de Guterres promueve cinco políticas de Naciones Unidas para hacer frente a los desafíos que enfrentan los sistemas de atención de la salud en todo el mundo.

1. Para lograr la cobertura sanitaria universal, los gobiernos deben aumentar la inversión en bienes públicos para la salud, como la vigilancia y la comunicación de riesgos, para que no volvamos a afrontar esta situación nunca más.

2. Frenar la transmisión de la COVID-19 mediante medidas de salud pública de eficacia demostrada y una respuesta mundial coordinada.

3. Proteger la prestación de otros servicios de salud durante la pandemia. De manera indirecta, la COVID-19 está matando a personas con cardiopatías y cáncer, además de a quienes infecta.

4. Asegurar que todas las personas, independientemente de dónde vivan, tengan acceso a vacunas, pruebas y tratamientos relacionados con la COVID-19. Financiar el innovador Acelerador ACT es el modo más rápido de poner fin a la pandemia.

5. Fortalecer la preparación, para lo cual hay que implicar a todos los sectores de la sociedad e invertir en sistemas de alerta que desencadenen la acción de las autoridades sanitarias.

“La cobertura sanitaria universal no es gratis, pero cuesta poco en comparación con la alternativa. La preparación para una pandemia y la respuesta a ella son bienes públicos mundiales que requieren una inversión a gran escala”, dijo el secretario general.

Publicidad