Publicidad

Con radares son monitoreados los ríos Guayuriba, Guatiquía, Ariari y otros en el Meta y la Orinoquia, debido al crudo invierno que amenaza la infraestructura vial, cultivos, animales y viviendas.

La Cruz Roja, Bomberos, La Defensa Civil y la Unidad de Gestión de Riesgo, articulan esfuerzos tendientes a atender las alertas que se han generado, precisó, Jorge Díaz Martínez, Director de uno de los organismos de socorro.

Las fuertes precipitaciones obligaron a realizar visitas a familias ya que sus viviendas están en alto riesgo y unas fueron obligadas a evacuar, antes que las crecientes súbitas cause cualquier tragedia.

De la misma manera deben prevenir remociones en masa y por tanto las alertas están encendidas en Restrepo, Cumaral, Villavicencio, Acacías, El Dorado y El Castillo, municipios bordeados por la cordillera.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (JAS)


Fuente

Publicidad