Publicidad

Lima (EFE).- La pandemia de la COVID-19 ha dejado en Latinoamérica y el Caribe un récord histórico de 41 millones de desocupados, agravado además por los altos niveles de informalidad que han impedido que las medidas de protección adoptadas por sus gobiernos funcionen a cabalidad.

Así lo reveló este miércoles el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe, Vinicios Pinhero, quien subrayó que el confinamiento y el cierre de las economías de Latinoamérica y el Caribe han causado «un récord histórico, la cifra más alta de desocupación», desde que hay registros. Una tasa de desocupación del 13 %, respecto al 8,1 % de 2019, es «bastante importante y sin precedentes en la historia», afirmó Pinhero durante la presentación del «Panorama Laboral en tiempos de la COVID-19: Impactos en el mercado de trabajo y los ingresos», informe realizado por el organismo para analizar la situación del empleo en la región.


Publicidad