Publicidad

Con el fin de establecer qué ocurre, cómo se maneja, en qué condiciones son los recaudos y otros, el municipio inició una auditoría al consorcio “Patio y Grúas”.

Ésta arrancó muy mal porque se niegan a suministrar la información requerida, expresó el Alcalde, Juan Felipe Harman Ortiz, en conferencia de prensa.

Argumentan que hay unos elementos de referencia técnica en el proceso de reversión que no están dispuestos a dar a conocer, contó el mandatario.

Agregó que su propósito en la Auditoría es conocer cuál es el esquema más idóneo en prestación de servicios de tránsito para la ciudad ya que la concesión termina en el próximo mes de agosto.

Twitter:@notillano  Web:notillano.com (JAS)


Publicidad