Publicidad

Pekín (EFE).- La Comisión Nacional de Salud de China informó hoy de 44 nuevos casos de COVID-19 detectados el martes, 11 de ellos procedentes del exterior y 33 a nivel local, de los cuales 31 se registraron en Pekín, tras el nuevo brote de coronavirus detectado en el principal mercado de la capital.

Pekín aumentó el martes por la noche el nivel de respuesta a emergencias por la COVID-19 en un intento de frenar la propagación masiva del rebrote detectado el pasado jueves en el mercado mayorista de Xinfadi, que deja hasta ahora 137 casos confirmados. En ese sentido, las autoridades municipales, anunciaron hoy que desinfectarán todos los mercados, restaurantes y campus universitarios de la capital y realizarán test de coronavirus a sus trabajadores y responsables. La subsecretaria general del gobierno municipal pequinés, Chen Bei, anunció que la ciudad pasaba del tercer al segundo nivel de emergencia, con lo que, entre otras medidas, las comunidades de vecinos volverán a comprobar la identidad y el estado de salud de los residentes y a tomarles la temperatura. Además, según el rotativo Global Times, un total 1.255 vuelos -640 de entrada y 615 de salida- fueron cancelados en Pekín hasta la mañana de este miércoles desde que el Gobierno municipal aumentara el nivel de emergencia.


Publicidad