Publicidad

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, discutió el miércoles sobre la estabilidad regional y la unidad del Golfo con el príncipe heredero de Bahréin, Salman bin Hamad Al Khalifa, en su tercera parada de gira por Oriente Medio, que sigue al histótico acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU)sobre la normalización de las relaciones.

A su llegada el martes por la noche, Pompeo había dicho que era vital aprovechar el impulso del acuerdo negociado por Estados Unidos anunciado el pasado 13 de agosto. 

Pompeo calificó como «un honor» reunirse con el  príncipe heredero, Salman bin Hamad Al Khalifa: «Le agradecí nuestra continua amistad y asociación estratégica. Seguimos comprometidos con la construcción de la paz y la seguridad para promover una mayor unidad entre los países del Golfo y contrarrestar la amenaza de Irán»

En otro mensaje en su cuenta de Twitter, el secretario de Estado elogió su reunión con el Ministro de Relaciones Exteriores de Bahréin, Abdullatif bin Rashid Al-Zayani, tras su llegada a Manama. «Estados Unidos tiene una larga asociación con Bahréin y esperamos continuar con nuestro importante trabajo para construir la paz y la prosperidad en la región».

Pompeo visita Sudán para apoyar la transición e impulsar nexos con EE.UU.

Su visita es parte de una gira regional después de un acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos este mes para forjar relaciones plenas, y se produce cuando Israel y Estados Unidos presionan a más países árabes para que lo sigan.

Israel y Estados Unidos han dicho que están presionando a más países árabes para que sigan el camino de los EAU. El ministro de inteligencia de Israel ha mencionado a Bahrein como posible candidato.

Pompeo dijo que también conoció al rey de Bahréin.

En la continuación de su gira el miércoles Pompeo llegó a los Emiratos Árabes Unidos, después de su paso por Israel, Sudán y Bahréin.

Publicidad