Publicidad

WASHINGTON D.C. – El secretario de Estado Mike Pompeo dijo que Estados Unidos está «profundamente preocupado» por una legislación que planea aprobar el Kremlin que restringiría la cobertura sobre Rusia de los medios de comunicación vinculados a la Agencia de Medios Globales de EE.UU. (USAGM, por sus siglas en inglés), entre los que se encuentra la Voz de América, por lo que instó a Moscú a «reconsiderar» sus acciones.

«Estados Unidos está profundamente preocupado por el reciente borrador de un decreto publicado por las autoridades rusas y que tiene en el punto de mira a las entidades financiadas por la USAGM en Rusia», señaló Pompeo en un comunicado divulgado el lunes.

El despacho resalta que «desde hace más de 70 años» medios como la VOA o Radio Free Europe / Radio Libertad (RFE/RL) han sido «fuente de noticias independientes» para el pueblo ruso.

«EEUU considera que este decreto impondrá nuevos requisitos que inhibirán aún más la capacidad de RFE/RL y VOA para operar dentro de Rusia, un hecho que agravará las restricciones significativas e indebidas que ya enfrentan estos medios», denunció Pompeo.

Por último, el funcionario estadounidense aseguró que su gobierno permanece «turbado por el actual derribo de la prensa independiente en Rusia».

«Instamos a Rusia a que cumpla con sus obligaciones internacionales y con sus compromisos sobre la libertad de expresión con la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa). Urgimos al Gobierno ruso a reconsiderar estas acciones que dañarán aún más la relación bilateral», concluye el comunicado.

El servicio en ruso de la VOA, establecido en febrero de 1947, emite una media de 11,2 horas a la semana en los territorios de la Federación Rusa, así como en otros países ruso-parlantes, con una audiencia media del 3,1%, según datos de la USAGM.

 

Publicidad