Publicidad

La insensibilidad de un hombre y su  actuar criminal, terminó con la vida de un canino de 10 meses, al perforar uno de sus órganos vitales con un arma blanca luego de un altercado con el  dueño del perro, de nombre Maximiliano.

Wilson David Narváez Chindoy, el supuesto responsable del ataque, ahora enfrenta cargos ante la Fiscalía que le imputó la conducta punible de maltrato animal agravado.

Maximiliano, era un canino de raza “Golden Retriever” y estaba adiestrado para obedecer a su amo.

El coordinador de “Gelma” de la Fiscalía General de la Nación, Jeison Moreno, informó que el perrito fue llevado de urgencias a un centro veterinario y fue intervenido quirúrgicamente tras la perforación de un pulmón.

Pese a los esfuerzos por preservar la vida del canino, se presentó una dificultad respiratoria produciéndose la muerte de Maximiliano.

Tristemente ocurrió en el municipio de Mocoa en el Departamento de Putumayo, describió el Fiscal, al invitar a denunciar ante la Policía cualquier caso de maltrato y que ponga en peligro la vida animal de perros, gatos y otros. Otro hecho se registró en Villavicencio,  donde un individuo incinero con gasolina a un perro, hecho que está siendo investigado por las  autoridades.

Fuente

Publicidad