Publicidad

Los fuertes aguaceros en la cordillera representan un riesgo para las personas que están en zona rivereña y para quienes acostumbran a bañarse en los diferentes afluentes.

Por tanto, los organismos de socorro reiteran a las personas tomar precaución que eviten accidentes ante bombadas de agua o corrientes súbitas.

Pese a que la ciudad está en cuarentena y hay medidas restrictivas decretadas por las administraciones local y departamental, algunos ciudadanos frecuentan los afluentes sin estar pendientes de los fenómenos naturales.

A ello obedece la advertencia y de esa manera protejan la integridad física, señalan los socorristas.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (JAS)

Fuente

Publicidad