Publicidad

Santiago de Chile (EFE).- La Justicia chilena decretó  prisión preventiva para el policía que, presuntamente, lanzó a un menor al canal de un río durante una manifestación en la capital el pasado viernes, episodio que desató una ola de críticas de organismos internacionales contra la represión policial en las marchas.

El juez de garantía a cargo imputó al acusado, el agente del cuerpo de Carabineros Sebastián Zamora, por delitos de homicidio frustrado y omisión de socorro, y estimó que según los antecedentes, existió una voluntad deliberada de cometer el delito.

Fuente

Publicidad