Publicidad

Psicólogos y trabajadores sociales se capacitan en el Programa Familias Fuertes Amor y Límites para prevenir el consumo de sustancias psicoactivas en adolescentes.

YOPAL

La Secretaría de Salud Departamental dio inicio a la capacitación del Programa Familias Fuertes Amor y Límites, que tiene como objetivo principal prevenir conductas asociadas a factores de riesgo para el consumo de sustancias psicoactivas en adolescentes entre 10 a 14 años, a través de lazos familiares y la promoción de la comunicación entre padres e hijos.

El Programa que fue aprobado por OCAD regional, será operado por Red Salud Casanare y busca implementar una estrategia de prevención del consumo de sustancias psicoactivas y problemáticas asociadas en Casanare. 

Para esta capacitación la Secretaría de Salud Departamental convocó por medio de Red Salud a profesionales del área de psicología y trabajo social de distintos municipios del departamento, con el fin de seleccionar el personal que recibirá su acreditación como facilitadores y promotores del programa, quienes tendrán a su cargo la responsabilidad de implementarlo con familias casanareñas.

Julieta Palacio Pinzón, referente de Reducción del Consumo de Sustancias Psicoactivas de la Secretaría de Salud Departamental, expresó que, este programa  es una estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de la Salud (OPS), basado en la  evidencia, y “fue implementado en una primera fase en el departamento, donde se intervinieron 890 familias. La meta para este año es poder intervenir 800 familias con hijos adolescentes entre los 10 y 14 años,  en los 19 municipios de Casanare”.

En el programa se desarrollan siete sesiones dirigidas a padres o tutores, adolescentes y familias, con base en ejercicios pedagógicos que buscan fortalecer la estructura y la dinámica familiar. Posteriormente  a los seis meses, se realizará un seguimiento a las familias intervenidas, con el fin de evaluar el impacto de la estrategia en ellas.

Por su parte, María Esther Soto Jiménez, capacitadora del Programa Familias Fuertes Amor y Límites, manifestó que, “la expectativa es formar a estos profesionales para que puedan hacer la implementación en las familias que se van a intervenir, con el fin de prevenir  el consumo de sustancias psicoactivas en adolescentes, prevenir  las relaciones sexuales a temprana edad y mejorar las relaciones de los adolescentes con sus padres”.

Los profesionales capacitados deben pasar el proceso de formación  de acuerdo con los lineamientos de la OPS y quienes se certifiquen deberán  intervenir entre 15 a 20 familias. Trabajarán por grupos conformados por dos facilitadores y un promotor. Una vez se termine el proceso y se evalúe se entregarán los certificados de la OPS, el Ministerio de Protección Social, y el Ministerio de Justicia como facilitadores  del Programa Familias Fuertes.

 

Publicidad