Publicidad

Usuarios del servicio público colectivo en la ciudad se quejan por posible sobrecupo y pasajeros sin tapabocas a bordo de las busetas urbanas.

Solicitan a la Policía y a los guardas de movilidad que hagan un mayor control y eviten que las busetas vayan llenas.

El temor es por un posible contagio de la gripa del coronavirus y lo segundo es por temor a un atraco.

Entretanto los conductores se defienden y manifiestan que eso no es constantes y que a veces en trayectos largos llenan todas las sillas pero que no transitan con sobrecupo.

Las quejas llegan a la Secretaría de Movilidad a fin de que la autoridad verifique y proceda a resolver.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (Santos)

Fuente

Publicidad