Publicidad

Para el profesor De Zubiría, Colombia debe cambiar por completo el modelo educativo si quiere lograr mejores resultados en tales pruebas.

De Zubiría argumenta que las pruebas profesionales a las facultades de educación del país ocupan en el último lugar en lectura crítica, es decir que “la sociedad colombiana escoge a los que peor leen a que les enseñen a todos los demás”.

“Nos rajamos en Pisa porque se ha hecho muy poco para mejorar la educación. Hay muy pocas medidas en las variables clave, por ejemplo, en formación de maestros… Colombia tiene grandes problemas en formación”, explica el rector.

Es a esa ausencia de cambios en la formación de docentes a la que el director del Merani atribuye la mala actuación en las pruebas Pisa.

Las pruebas Pisa, sigla de Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, son realizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, a la que pertenecen los países más ricos del planeta) con el fin de medir el rendimiento académico de los estudiantes de 15 años de edad en las áreas de matemáticas, ciencia y lectura.

Un artículo de la BBC muestra una tabla de posiciones de las pruebas del 2018 en las tres áreas de conocimiento y en las cuales a Colombia no le va tan bien entre los 78 países evaluados.

Por ejemplo, en comprensión de lectura el país ocupa el puesto 58, y es superado en la región por Chile, Uruguay, Costa Rica, México y Brasil; en ciencia, Colombia está en el puesto 62, y es superada por sus vecinos Chile, Uruguay, México y Costa Rica.

En matemáticas, nuestro país muestra un comportamiento similar y se ubica en el escaño 69 de la tabla, superada por Uruguay, Chile, México, Costa Rica y Perú, pero les gana a Brasil y Argentina.

“Los maestros que están saliendo no son maestros que lean críticamente. No son maestros especializados en argumentar”, es decir que no son buenos en las competencias que se les evalúa a los estudiantes, explicó.

Otras de las posibles razones para las malas calificaciones en las pruebas Pisa, según el docente, es que el currículum educativo es muy tradicional y está muy fragmentado, o sea que se divide en 15 asignaturas que no les enseñan “a pensar, a argumentar, a interpretar, a validar, a investigar”. Esto es visto por De Zubiría como el segundo “grave problema” para estos resultados del fondo de la tabla.

Como tercera razón para esa debacle, el directivo del Merani esgrime que no hay una política de Estado a largo plazo y se ha hecho muy poco por fortalecer la calidad de la educación.

Para finalizar, el profesor De Zubiría dice que no debemos compararnos con países como Finlandia (que ocupa el top 5 de la tabla en las 3 áreas), pero sí con los vecinos, y menciona el caso de Perú, al cual Colombia aventajaba hace años en dichas pruebas, pero hoy nos alcanzaron gracias a que en 2003 aceptaron que estaban mal y comenzaron a reforzar su educación.

 

Fuente, Pulzo.

Publicidad