Publicidad

La Comisión de Derechos Humanos y Paz de la Asamblea departamental del Meta rechazó enfáticamente el  asesinato de los líderes campesinos, Ramón Montejo Plazas y Simón Ochoa.

El crimen fue perpetrado por sujetos armados que llegaron hasta donde se hallaban las víctimas en inmediaciones a la Inspección de Medellín del Ariari en comprensión del municipio de El Castillo.

El Diputado, Miguel Oswaldo Avellaneda Lizcano en su condición de presidente de dicha comisión, repudió el hecho y expresó un mensaje de solidaridad para con sus familiares y allegados.

“Ser líder social en el Meta no es un delito” manifestó el asambleísta quien estuvo en la inspección conociendo en detalles del asunto y dialogando con las comunidades.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (Santos)

Fuente

Publicidad