Mediante comunicado los presos de la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, en Boyacá, exigieron a las autoridades de derechos Humanos que acaten sus solicitudes.

Entre ellas piden la renuncia inmediata del director del INPEC brigadier general Norberto Mojica, quien al ordenar los traslados de presos, infectados, algunos sin los protocolos previstos, ‘propició a acontagiar la pandemia, llevándolos a la pena de muerte’.

Exigen la derogatoria del  decreto 546 del 14 de abril de 2020, «por constituirse en una burla ante la problemática que sufren los reclusos»-.

Piden al presidente Iván Duque y a la ministra de Jutsicia Margarita Cabello que concedan una rebaja del 50 por ciento, sin excepción del delito, para que las cárceles no se conviertan en un escenario de genocidio carcelario premeditado por parte del estado colombiano.

También rechazan la actuación de la dirección de la cárcel, por la negligencia de la empresa que entrega los alimentos en esa cárcel, que rechazó la donación de los internos de un día de comida, para que fuera entregada a la gente más pobre de Tunja.

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «http://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));