Publicidad

La acción conjunta de Cormacarena, la Alcaldía de Villavicencio, la Personería Municipal, líderes ambientales, la Policía Ambiental y de Carabineros logró la recuperación de 3.900 m2 sobre la ronda de recarga hídrica del humedal Coroncoro.

Luego de realizar varias visitas al predio que era usado como parqueadero, y recibir diferentes denuncias por parte de la comunidad que advertían del uso indebido del humedal, se logró confirmar la afectación ambiental y se puso en marcha el operativo, que terminó con la recuperación de este importante ecosistema para la capital del Meta.

La acción conjunta de las instituciones permitió además la delimitación correcta del área correspondiente al parque ecológico, el desmonte de una cerca de púas con la que se estaban apropiando del lugar y el desarme de 229 m2 que correspondían a estructuras para el funcionamiento del parqueadero.

Durante el operativo se incautaron tres vehículos, y se decomisaron tejas, parales, postes y otros elementos que hacían parte del establecimiento. Los automotores fueron llevados por la Secretaría de Movilidad, y los elementos desmantelados quedaron a disposición de la Secretaría de Ambiente de Villavicencio para luego ser entregados a la Autoridad Ambiental.

Esta Área Protegida cuenta con la presencia de armadillos, tortugas,  tucanes, nutrias y pavas hediondas; tiene un total de 30.2 hectáreas entre su área de delimitación y la zona de amortiguación. Igualmente, es reconocido por ser el lugar donde nace la quebrada Caños Negros que tiene un recorrido de 29 kilómetros y desemboca en la cuenca del río Ocoa.

Fuente

Publicidad