Publicidad

La pandemia mundial de coronavirus golpea a todos los sectores de la economía rusa, pero, con las fronteras cerradas durante la temporada alta de verano, el sector turístico es uno de los más dañados, especialmente en San Petersburgo, la ciudad que es parada obligada para todos los turistas extranjeros que visitan Rusia.

Publicidad