Publicidad

Para elaborar postres en la cocina no se necesita ser un experto en repostería, pero sí se debe de tener ciertos trucos bajo la manga que ayudarán a que ese bizcocho quede esponjoso o que la masa no quede dura. En el mundo de la pastelería hasta al más experto ha cometido errores, para que eso no suceda más cada preparación tiene sus secretos y técnicas.

A continuación presentamos sencillos trucos para elaborar bizcochos caseros más esponjosos, crepes deliciosas o postres con frutas.

Frutas, para evitar que la fruta fresca en los postres se oscurezca, lo mejor es exprimir unas gotas de limón sobre estas para así mantener la coloración. Solo unas gotas será suficiente para mantenerlas frescas.

Crepes, para la elaboración es importante la sartén. Una opción es calentar a fuego vivo la sartén con sal. Luego retirarla del fuego, quitar la sal y limpiarla con un trapo limpio y seco. De esta manera las crepes no se pegaran.

Masa quebrada, es recomendable introducirla en la nevera, para que de esta manera la masa se mantenga compacta y este menos blanda en el momento de utilizarla.

Merengue casero, montar las claras a punto de nieve y cuando estas hayan tomado cierta firmeza, agregar el azúcar y terminar el merengue mezclando bien.

Chocolate, para que no se mezclen las capas de chocolate cuando viertas una capa sobre otra, puedes hacerlo sobre la parte posterior de una cuchara, de manera que rebote y no caiga de golpe sobre la capa anterior.

Bizcocho esponjoso, utilizar harina especial para repostería y tamizada (pasada por un colador) antes de hacer la masa. Dejar reposar por 30 minutos antes de hornear, de esta manera quedará más esponjoso y la masa subirá un poco.

YS/Informe21


Publicidad