Publicidad

GRANADA. Tristemente la persona que muere  sospechosa por coronavirus no tendrá el ritual de último adiós por parte de los familiares, sino que de inmediato será incinerado tal como lo establece el protocolo.

Bajo esas consideraciones, el soldado de 29 años que falleció a la madrugada de ayer en el hospital de Granada, por covid-19, no será entregado a sus familias contrario a ello saldrá directamente al horno de cremación.

El médico, Jesús Emilio Rosado Saravia, describió que el militar llegó remitido de Vistahermosa, con fiebre y otros síntomas.

Al parecer el contagio lo adquirió en Barranquilla, ciudad de donde fue trasladado al sur del Meta.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (JAS)


Fuente

Publicidad