Publicidad


Gracias a las denuncias interpuestas por los ciudadanos en redes sociales, sobre el desarrollo de actividades turísticas en la vereda La Cumbre, en Villavicencio, funcionarios de Cormacarena realizaron visita de inspección ocular para verificar la intervención ambiental que se realizaba en el lugar.

Durante el recorrido, el cual estuvo acompañado por el Instituto de Turismo Municipal, Policía de Turismo y el grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional, se identificó la adecuación de vías y senderos, ocupación de cauce en las cascadas de la zona, y disposición de material sobre la ronda hídrica.

Al indagar por los respectivos permisos de tipo ambiental, se presentaron radicados que no se constituyen como autorización para el desarrollo de dichas actividades, por lo tanto, se procedió a la suspensión de las acciones mencionadas.

Así mismo se logró identificar que las intervenciones se encuentran dentro de zona de conservación, restauración y preservación del Plan de Manejo y Ordenación de la Cuenca, POMCA, de río Guatiquía, por lo que cualquier tipo de diligencia que se realice dentro de esta área debe contar con autorizaciones por parte de las autoridades competentes.

Cormacarena agradece el compromiso de los metenses al denunciar acciones que afectan la naturaleza en la capital del Meta, y recomienda a los ciudadanos que antes de realizar cualquier tipo de actividad comercial que requieran permisos ambientales, se acerquen la Ventanilla Vital en la sede principal de Cormacarena ubicada en la carrera 35 No 25-57 barrio San Benito Villavicencio, Meta, donde funcionarios prestarán asesoría gratuita.



Fuente: Villavonoticias.com

Publicidad