Publicidad

Taipéi (EFE).- Taiwán detectó hoy hasta dieciocho aviones militares chinos cruzando la línea divisoria del estrecho de Formosa y respondió con el despliegue de varios cazas, en un aumento de las tensiones entre Taipéi y Pekín por la visita a la isla de un alto cargo estadounidense.

En un comunicado el ministro de Defensa Nacional taiwanés informó de que hoy habían entrado en la zona de identificación de defensa aérea de la isla varias aeronaves de las Fuerzas Aéreas del Ejército Popular de Liberación (EPL). En concreto, se trata de dos bombarderos H-6, ocho cazas J-16, cuatro cazas J-10 y otros cuatro cazas J-11, que cruzaron la línea imaginaria que divide el Estrecho en cuatro puntos distintos al noroeste y al suroeste de la isla, considerada por Pekín una provincia rebelde. Taiwán activó su sistema de misiles antiaéreos para seguir las actividades de los aviones chinos, lanzó advertencias vía radio y también desplegó un número no determinado de cazas.

Fuente

Publicidad