Publicidad

GINEBRA, SUIZA – La Organización Meteorológica Mundial dice que las temperaturas de 54,4 grados (Celsius) reportadas el domingo en Furnace Creek, Death Valley (Valle de la Muerte) en el estado de California, pueden ser las terceras más calientes de la Tierra.

La agencia meteorológica de la ONU ha reunido un equipo internacional de científicos atmosféricos para verificar que las temperaturas reportadas en el Valle de la Muerte sean legítimas. La OMM dice que es un procedimiento muy complicado y es probable que tarde varios meses en completarse.

Sin embargo, si se valida, los científicos dicen que calificaría como la tercera temperatura más alta jamás registrada en el planeta. La temperatura más alta jamás registrada fue de 56,7 grados (Celsius), tambié en el Valle de la Muerte, el 10 de julio de 1913. La segunda más caliente se fijó en julio de 1931 en Kebili, Túnez, a 55 grados (Celsius).

Las condiciones abrasadoras se producen cuando un calor sofocante se apodera de la costa oeste de Estados Unidos, con temperaturas que alcanzan los 30 y 40 grados. La portavoz de la OMM, Clare Nullis, dice que el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU. espera que el intenso calor continúe por un tiempo.

“El Servicio Meteorológico Nacional en Las Vegas, que cubre el área del Valle de la Muerte, tuiteó durante la noche: ‘Estamos en medio de un evento de calor extremo de larga duración. Otra ronda superior a los 130 grados Fahrenheit de temperaturas en el Valle de la Muerte sigue siendo posible”, dijo Nullis.

La OMM dice que las temperaturas extremadamente altas son parte de una tendencia mundial. Indica que julio fue el más caluroso registrado para el hemisferio norte, y el hielo marino del Ártico fue el más bajo registrado en el mes.

Informa también que Europa Occidental y Central experimentó otra ola de calor la semana pasada, Japón registró temperaturas de más de 40 grados (Celsius) el lunes en Hamamatsu y Siberia ha experimentado una ola de calor prolongada.

La OMM está actualmente en el proceso de verificar la temperatura máxima récord de 38 grados (Celsius) registrada el 20 de junio en Siberia. Si se prueba, esa sería la temperatura más alta jamás registrada en el Círculo Polar Ártico.

Un hombre intenta cocinar un huevo en el pavimento caliente en Valle de la Muerte, en California.

 Nullis dijo a VOA que la relación entre el cambio climático y los eventos climáticos extremos es ineludible.

“Estamos viendo olas de calor más intensas y extremas. Más frecuentes. Están comenzando antes y terminando más tarde que en el pasado «, dijo Nullis.» Esto es consistente con todo lo que esperamos del cambio climático. De todos los fenómenos meteorológicos extremos que vemos, la relación entre el calor y el cambio climático es la que vemos que es más clara ”.

El cambio climático provocado por el hombre es causado por la emisión de gases de efecto invernadero, incluidos dióxido de carbono, óxido nitroso y metano a la atmósfera. Los científicos están de acuerdo en que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero es la clave para abordar el calentamiento global.

Publicidad