Publicidad

Granada. La comunidad carente de recursos económicos tiene hambre  y necesita ayuda.

Así se manifestaron  integrantes de familias que viven en la periferia de la capital del Ariari, señalando que el gobierno los tiene abandonados y con este aislamiento no pueden salir a trabajar.

 Lo más grave del caso es que en algunos  sectores, las gentes  desesperadas por la  falta de alimentos, se han organizado e invadido  predios para llevarse racimos  de plátanos, limones,  frutas y cuanto alimento  observan  en  los  cultivos.

No son  ladrones, lo hacen por necesidad, señalaron algunas  personas,  que ante la magnitud del problema, se conmovieron y auxiliaron económicamente a varias  familias,  que no son siquiera el  diez por ciento de quienes sufren esta penuria.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (AA)


Publicidad