Publicidad

Tras considerar que el contrato no se ha liquidado, lo que permite aún realizar los ajustes necesarios y exigir al contratista, el ingeniero Juan José Casasfranco Medellín, asesor de despacho de la Gobernación del Meta, aseguró que no se puede calificar como un detrimento patrimonial el mejoramiento de la vía que conduce a la trocha siete entre los municipios de Fuentedeoro y Puerto Lleras.

El funcionario explicó que, a la fecha, esta obra se encuentra en un avance físico del 82.31 por ciento, y ya se han instalado 13.20 kilómetros de base estabilizada.

Casasfranco Medellín, subrayó que del 100 por ciento de la base estabilizada que se aplicó en esta vía, tan solo el 2,5 por ciento presentó dificultades que ya fueron debidamente subsanadas.

Dijo que si bien es cierto durante la ejecución de este proyecto se registraron algunos inconvenientes típicos de la instalación de este tipo de base estabilizada, el contratista ha acometido las acciones correctivas y ya se logró el cambio del suministro de Ecopetrol, ya que en la actualidad su crudo no cumple con las características para realizar este tipo de pavimentación, por lo cual se ubicó a un nuevo proveedor de crudo tipo castilla que permitió reanudar labores de pavimentación en la llamada trocha siete.

Además, ya se reinició el mezclado de material con crudo tipo castilla, los trabajos ya fueron retomados y en la actualidad se avanza sin complicaciones, lo que permitirá entregar esta obra tan importante en el primer semestre del próximo año.

Publicidad