Publicidad

El Instituto de Turismo de Villavicencio, la Policía de Turismo y operadores turísticos se reunieron con el fin de exponer los casos que se han venido desarrollando en materia de seguridad turística en el sector conocido como Caño Sagú y convocar a un trabajo articulado entre los diferentes actores con el fin de vincular, ordenar y regular la práctica del turismo de naturaleza en la ciudad de Villavicencio.

Los operadores turísticos manifestaron su preocupación por los hechos ocurridos en días anteriores donde una persona sufrió un accidente en el sector Sagú y la necesidad de contar con un acompañamiento permanente de los entes de control y mecanismos de socorro; expusieron que, para ellos como prestadores de servicios de ecoturismo, prima la vida de los turistas y preservar el ecosistema. 

Por su parte la directora del Instituto de Turismo de Villavicencio, Karolina López, indicó, “Iniciaremos una mesa de articulación con los principales actores involucrados y no solo entorno a Caño Sagú, sino de todos los escenarios. Tenemos que realizar un plan de contingencia, de mitigación y un plan de acción, con el fin de prevenir actos inseguros en todos los entornos naturales con los que contamos”.

Los participantes agradecieron la iniciativa de esta mesa de trabajo, manifestando que es la primera vez que podían reunirse con la administración municipal para tratar estos temas y así mismo, la funcionaria ratificó el compromiso del Instituto de Turismo de Villavicencio y el gobierno “Villavicencio cambia contigo” de diagnosticar, caracterizar,  georreferenciar y formalizar tanto los escenarios naturales y como los actores de la ciudad.

El instituto se comprometió a ejecutar las acciones que permitan trabajar en conjunto con operadores turísticos, Policía de Turismo, organismos de socorro y actores comunitarios, para establecer las normas de ordenamiento y seguridad para el turismo de naturaleza en Villavicencio.  

Publicidad