Publicidad

Los líderes de la Unión Europea llegaron a un acuerdo en la madrugada del martes sobre un presupuesto sin precedentes y un fondo de recuperación del coronavirus por un importe total de 1,82 billones de euros (2,1 billones de dólares).

El trato llega después de cuatro días y noches de discusiones y disputas por el dinero y el poder en una de sus cumbres más largas. Incluye 857.000 millones de dólares en fondos de coronavirus que se emitirán como préstamos y subvenciones a los países más impactados.

La falta de acuerdo hasta el martes se debió en parte al conflicto generado en el grupo de los cinco países más ricos del norte, incluidos los Países Bajos y Austria, que abogaban por un recorte en el propuesto original de 572.000 millones en subvenciones junto con controles de gasto más estrictos, mientras que otros como España e Italia trataron de mantener tales restricciones al mínimo.

El acuerdo final incluyó un compromiso de 446.000 millones destinados a subvenciones.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, calificó el acuerdo final como «un buen paquete que salvaguarda los intereses holandeses y que hará que Europa sea más fuerte y resistente».

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, celebró el paquete como un éxito para los 27 países miembros y «el acuerdo correcto para Europa en este momento».

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó: «Hemos sentado las bases financieras de la UE para los próximos siete años y se nos ocurrió una respuesta a esta crisis posiblemente la más grande de la Unión Europea».

El Parlamento Europeo aún debe dar su aprobación al acuerdo.

Las naciones de la UE han registrado 135,000 muertes por COVID-19. Italia, Francia y España se mantienen con las tasas de mortalidad más altas del mundo.

Las órdenes de cierre establecidas por muchos gobiernos para detener la propagación del virus han perjudicado a la economía de la UE, y los economistas pronostican una contracción del 8,3% este año.

Publicidad