Publicidad

Hong Kong (EFE).- Un motorista que embistió a un grupo de policías mientras portaba una bandera independentista de Hong Kong se convirtió hoy en la primera persona acusada formalmente bajo la nueva ley de seguridad nacional que China aprobó para el territorio el 30 de junio.

El acusado se enfrenta a cargos de terrorismo y de subversión del poder del Estado (delito habitualmente empleado en China contra activistas y disidentes), dos de los cuatro crímenes tipificados en la nueva normativa, confirmaron a Efe fuentes policiales. Por otro lado, el joven activista Nathan Law, uno de los líderes más destacados del movimiento prodemocrático hongkonés y dirigente del partido Demosisto, ha abandonado la excolonia británica con destino desconocido, informó él mismo en las redes sociales.


Publicidad